14 feb. 2015

Cursi

No te diré nada cursi.

 

No te diré que me enamoré a primera vista, ni que hago chistes bobos para poder escuchar tu sonrisa y así quedar cautivado por la luz que emana, ni que en tus ojos encuentro el universo entero y una perfección tan deliciosa como rara. No esperes que mencione aquella sensación de nerviosismo y ansiedad que me causaste desde la primera vez que nos encontramos, siempre esperando volver a tu lado.

Evitaré mencionar que me parecen eternos y tediosos esos días en que no te veo, que no saber de ti me hace morir lento, que quisiera detener las manecillas del reloj para estar a tu lado más tiempo, y cuando nos encontramos quiero contemplarte por completo. No me escucharás decirte cuánto te extraño todas las noches al cerrar los ojos, aún cuando entre sueños puedo verte y sentirme dichoso.

Tampoco diré cómo tu voz me hipnotiza, o cómo me pierdo en cada una de tus sílabas, tan sencilla al expresarte y aún así tan elegante. No haré mención de la bella melodía que significa para mí el escucharte, la suavidad de tus palabras y el éxtasis interno que al escucharte reír experimento, ni de cómo invades mis sentidos con tus besos exquisitos.

Puedes olvidarte de que compare tus ojos con estrellas, tu sonrisa con la luna, los rayos del sol con tu cabellera o tu cuerpo con el paraíso. Me niego a recordarte cómo influyes en mí con tu presencia y de lo sublime que me resulta sentir el tacto de tu piel tersa.

Nunca sabrás lo que por ti siento, lo maravilloso que es compartir contigo estos momentos ni el ansia que tengo por hacerlos eternos. Jamás te diré que a veces hasta siento celos, y que no dejo de agradecer que en esta vida encontrara en ti el mismísimo cielo.

No te diré todo eso, ni me extenderé por párrafos y páginas repitiendo con palabras distintas y escandalosas metáforas lo mucho que ha significado tu llegada a mi vida ni as canciones que mi alma te dedica. No haré mención del nuevo horizonte que ahora sueño con manía, y que anhelo disfrutar contigo cada día.

No te diré algo cursi, no soy así. Lacónico y sincero es como nací. Lo que sí te diré es que contigo soy feliz.

No hay comentarios.: